sin ciencia no hay futuro

guerilleros de Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC)

FARC: proceso de paz no es proceso de sometimiento ni rendición

Publicado: 2015-06-03

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) han afirmado que no aceptarán la prisión por haberse alzado en armas.

Al criticar la intención del Gobierno colombiano de Juan Manuel Santos para llevar ante la Justicia a los integrantes de la guerrilla, han precisado que el proceso de paz no ha de convertirse en un proceso judicial.

"Creemos que un proceso de paz no es un proceso de sometimiento ni rendición; también creemos que no puede convertirse en un proceso judicial", apostillan las FARC.

Para la guerrilla, durante las últimas cinco décadas, ellos se han valido del derecho a la rebelión, por lo que el Gobierno de Bogotá no puede enviar a sus combatientes a la cárcel.

El tema de la justicia es uno de los más controvertidos abordados en reiteradas ocasiones durante los diálogos de paz iniciados el 19 de noviembre de 2012.

El mandatario colombiano, en reiteradas ocasiones, ha destacado que los integrantes de la guerrilla han de someterse a la justicia.

"Un proceso con total impunidad es imposible, tienen que someterse a la justicia transicional; la justicia los tiene que condenar. Ahora, qué tipo de condenas y cómo se pagan esas condenas, todo eso es parte de la negociación", recalcó Santos.

Por su parte, las FARC han ninguneado las afirmaciones de Santos y han dicho que no están dispuestos a pagar con la cárcel, empero recientemente esta postura ha sido suavizada.

El pasado domingo, en una entrevista con el periódico colombiano El Tiempo, el comandante Pastor Alape, miembro de la cúpula de las FARC y uno de sus cinco "plenipotenciarios" en las negociaciones de La Habana, declaró que la guerrilla no descartaba algún tipo de reclusión, bajo ciertas condiciones.

El comandante Pastor Alape, miembro de la cúpula de las FARC


"No lo estamos descartando", adujo Alape ante la pregunta de si los guerrilleros aceptarían una reclusión en caso de que además fueran a la cárcel los empresarios, políticos y militares involucrados en la violencia armada en Colombia.

La última ronda de diálogos FARC-Bogotá se inició el pasado martes en la ciudad de la Habana, capital de Cuba. De acuerdo con las cifras oficiales, más de 220 mil personas han perdido la vida durante cinco décadas de conflicto armado en Colombia.


Escrito por


Publicado en

Agencias Alternativas

Agencias alternativas de noticias